Por su historia y la calidad excepcional de su producción, la casa familiar Louis Roederer es uno de los nombres míticos del universo del Champagne. Entre otras cosas, gracias al vasto viñedo de su propiedad (200 hectáreas), repartido entre Grands y Premiers Crus de las tres principales zonas de Champagne. 
El Cristal es sin duda la más preciada joya de la casa, una cuvée creada por expreso encargo del zar Nicolás II en 1876 y que aún hoy permanece en el Olimpo de los grandes champagnes por su elegancia y calidad incontestable.

Publicado: 30 de Marzo de 2015