El solomillo de cerdo Ibérico de bellota es, probablemente, la pieza más noble de la musculatura del cerdo.  Conformado por la unión de la presa de paletilla y el cabecero de lomo, es un músculo entreverado, de carne firme y buen corte.

                              Siendo de textura semejante al lomo, su sabor es más profundo e intenso, con un ligero gusto de humo y ajo,  aderezos propios de la zona de origen.

                              La curación oscila de tres a cinco meses, siendo su producción exclusivamente durante el invierno, temporada de las matanzas de bellota.   

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted